¡Por un mundo mejor y más amigable con el microbioma!

Estándar MyMicrobiome 41.10 – Microbioma vaginal

Aunque la diversidad del microbioma vaginal es muy baja en comparación con otras áreas del cuerpo, es un ecosistema único. Su función es mantener el valor del pH en el rango correcto y protegerse de los patógenos.

La flora vaginal es muy sensible. Es importante proteger esta zona lo mejor posible para evitar desequilibrios.

Los productos que se probarán incluyen tampones, copas y esponjas menstruales, calzoncillos, protectores diarios, toallas sanitarias y ropa interior menstrual.

MyMicrobiome Estándar 41.10

Para la zona vaginal, en el Estándar MyMicrobiome 41.10 se han definido tres bacterias clave cuya presencia no debe verse alterada por un producto:

icon Lactobacillus crispatus

Lactobacillus crispatus

icon feuchtes areal

Lactobacillus gasseri

icon fettiges areal

Lactobacillus jensenii

Nuestro proceso de certificación para
el Estándar 41.10 - Microbioma vaginal

Los textiles pasan por las siguientes fases como parte de la certificación “Microbiome-friendly”:

1. Lavado y esterilización

Todos los textiles se lavan con agua esterilizada en nuestro laboratorio.
Los productos de higiene se esterilizan con luz ultravioleta.

2. Test de balance

Los cocultivos con los dos microbios vaginales más comunes, L. crispatus , y el germen patógeno G. vaginalis , se ponen en contacto con el producto vaginal que se va a analizar. Después de un cierto tiempo, se compara la proporción de los dos microbios con un grupo de control no tratado. El producto no debe afectar el equilibrio natural del microbioma dominado por lactobacilos.

3. Test de diversidad

Se cultivan los microbios típicos del tracto vaginal, concretamente L. crispatus , L.gasseri y L. jensenii .

Los cultivos se exponen a la sustancia que se va a probar durante un período de tiempo determinado y se compara el cambio en el crecimiento con el grupo de control no tratado. Para un microbioma vaginal intacto, se debe mantener el comportamiento de crecimiento.

4. Test de vitalidad

Un producto textil respetuoso con el microbioma para la zona vaginal no sólo debe mantener la diversidad, sino que tampoco debe tener una influencia indeseable en el crecimiento de los microbios. La prueba de vitalidad se lleva a cabo en un modelo de contacto con la piel, lo que significa que los microbios clave entran en contacto directo con el producto. El crecimiento de los microbios se compara con el del grupo de control no tratado. El producto no debe influir significativamente en el crecimiento microbiano.

Dr. Kristin Neumann MyMicrobiome

 

"En la producción de textiles se utilizan diversos productos químicos. Estos contaminan el medio ambiente y tienen un impacto potencialmente negativo en el microbioma de nuestra piel. Con nuestra certificación, los consumidores cuentan con transparencia y la oportunidad de tomar decisiones para su salud."

Dr. Kristin Neumann, cofundadora y directora científica

Una selección de nuestros clientes / Premios

Numerosas marcas de la industria cosmética con más de 500 productos testeados confían en nuestro sello:

Copyright 2024 MyMicrobiome AG. All Rights Reserved.
Política de Privacidad

Al hacer clic en "Aceptar todo", aceptas que se almacenen cookies en tu dispositivo local. Esto mejora la navegación en el sitio, permite mostrar contenido de video y nos permite analizar de manera anónima si las páginas se están utilizando como se pretende. Todas las aprobaciones se realizan de acuerdo con las disposiciones del GDPR.

You are using an outdated browser. The website may not be displayed correctly. Close